Osteoplastia femoroacetabular

La cirugía mínima invasiva corrige el atrapamiento femoroacetabular moderado.

Una nueva técnica de cirugía mínima invasiva permite corregir con un abordaje anterior el atrapamiento femoroacetabular, típico de adultos jóvenes y que precede a la artrosis de cadera. Esta cirugía, ideada por Manuel Ribas, de Dexeus, ya se ha practicado en 35 pacientes.

La osteoplastia femoroacetabular por abordaje anterior modificado es una técnica de cirugía mínimamente invasiva que permite corregir el atrapamiento femoroacetabular que padecen adultos jóvenes y que puede ser la causa y principio de que estos pacientes sufran más adelante artrosis de cadera.

La técnica ha sido desarrollada por Manuel Ribas, traumatólogo y especialista en cirugía de cadera del USP Instituto Universitario Dexeus. El experto la aprendió de Robert Trousdale, de la Clínica Mayo de Rochester, y la ha modificado para hacerla menos invasiva, con un entrenamiento previo en cadáveres. En la actualidad ya ha realizado 35 casos.

Infradiagnóstico
El atrapamiento femoroacetabular, conocido en la literatura médica como impingement, se manifiesta en el adulto joven, habitualmente en la tercera década de la vida. El afectado aqueja un dolor inguinal, a veces irradiado hacia la parte externa de la cadera y otras hacia la cara interna.

Según Ribas, hasta ahora sólo los superespecialistas están avezados en identificarlo, mientras que su detección sigue siendo un reto para otros menos expertos. Se ha llegado a confundir con una tendinitis de aductores, osteopatías del pubis y hernias inguinales.

El diagnóstico se efectúa mediante anamnesis, exploración clínica y pruebas complementarias como la radiografía, aunque, en ocasiones, también se puede recurrir a la resonancia magnética nuclear con contraste.

Existen distintos morfotipos de atrapamiento femoroacetabular (ver imágenes), descritos por Ganz, autor de la osteoplastia femoroacetabular que ha inspirado la aparición de la cirugía que practica Ribas.La técnica de Ganz consiste en realizar un abordaje lateral con osteotomía del trocánter mayor del fémur.

Después, se luxa la cadera, lo que permite respetar la rama profunda de la arteria circunfleja medial. Se accede directamente a la cadera y se regularizan la giba y los extremos acetabulares que provocan el atrapamiento.

La osteoplastia femoroacetabular de abordaje anterior, de Ribas, se efectúa por una incisión máxima de entre 6 y 8 centímetros, por debajo de la espina ilíaca anteroposterior, lo que evita los riesgos inherentes a la osteotomía del trocánter.

Intraoperatoriamente se comprueban cuáles son los topes que limitan los movimientos de flexión, aducción y rotación interna de la cadera, y se corrigen. Así, el equipo de Ribas ha fijado un protocolo sobre este acto quirúrgico que requiere 4 semanas de rehabilitación.

Respecto a la técnica antecesora de Ganz, acorta el postoperatorio. El paciente precisa muletas para deambular 15 días en lugar de 6 semanas y la estancia hospitalaria se reduce a 2,6 días.

“Los mejores resultados de la técnica se obtienen cuando el desgaste del cartílago es moderado”, ha afirmado Ribas (ver cuadro).

En presencia del cartílago, basta con reseccionar las zonas que producen el atrapamiento, mientras que en su ausencia, se debe implantar una prótesis de superficie. Según un estudio de Birmingham, sobre 440 casos, entre ellos albañiles, sólo una de estas prótesis falló a los 7 años de implantarla.

Fuente: e-medicum.com

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: